PRIMERA arrow Esther Vivas arrow LA OPINIÓN DE ESTHER arrow G20: un año después del crack



elmercuriodigital.es
       PRIMERA    MUNDO    ECOLOGÍA    CULTURA    SOCIEDAD    OPINIÓN    BÚSQUEDAS 2002-2010    



G20: un año después del crack PDF Imprimir Correo
Escrito por Josep Maria Antentas y Esther Vivas   
24-09-2009

Justo cuando se cumple apenas un año del estallido de la “gran crisis” en septiembre pasado, el G20 afronta su nueva cumbre en Pittsburgh. Este tercer round, después de los encuentros de Washington y Londres, llega en medio de una intensa cháchara desplegada por los principales gobiernos acerca del fin de la crisis. El coro de voces es claro: lo peor ya pasó, la recuperación se aproxima y enfilamos la recta final. Asunto concluido. Y dentro de poco tiempo, business as usual. Quizá, en el fondo, la cosa no era tan grave.

La realidad, sin embargo, es bien distinta. Como señala el economista francés Michel Husson: “Suponer que la recesión pueda ser borrada por una mini-recuperación, es no ver más allá de la punta de la nariz (…). Los próximos meses verán pues ponerse en marcha un nuevo bucle recesivo alimentado por dos mecanismos que no actúan aún. En primer lugar, la demanda salarial va a acabar por estancarse debido a la bajada del empleo y el bloqueo de los salarios. A la vez, las medidas destinadas a reabsorber los déficits presupuestarios van a anular progresivamente el efecto de arrastre de los gastos públicos y sociales sobre la actividad económica. Tenemos, al contrario, ante nosotros varios años de crecimiento deprimido y de medidas de austeridad destinadas a enjugar los planes de relanzamiento.”

A pesar de la retórica grandilocuente de la anterior reunión del G20 y su pompa escenográfica, las medidas adoptadas durante este año por los principales gobiernos del mundo han buscado transferir el coste de la crisis a los sectores populares, socializar pérdidas y apuntalar los cimientos del modelo económico, sin cambios significativos del mismo, más allá de la corrección de algunos “excesos” negativos desde el punto de vista del propio funcionamiento del sistema.

Contrariamente a algunas ilusiones, a menudo sacadas de lecturas poco sólidas de los años treinta y haciendo abstracción de las diferencias de contexto, no ha habido giro neokeynesiano alguno. La crisis, como indica el filósofo Daniel Bensaïd “es también, aunque no guste a los profetas de la salida de la crisis gracias a los prodigios de un New Deal verde, una crisis de las soluciones imaginadas para superar las crisis pasadas.”

Bajo el impacto del shock del hundimiento de Wall Street y las medias de rescate bancario algunas voces desde la izquierda hablaron hace un año de forma excesivamente optimista del “fin del neoliberalismo”. Lo acontecido ha sido distinto. El neoliberalismo ha sufrido una crisis de legitimidad muy profunda y las falacias y contradicciones del discurso neoliberal han quedado más descubiertas que nunca. Pero esto no significa que las políticas neoliberales estén enterradas, ni que la salida a la crisis haya comportado una ruptura con el paradigma neoliberal, ni la adopción de medidas favorables a los intereses populares. Para ello haría falta construir otra correlación de fuerzas entre capital y trabajo. No habrá reformas espontáneas desde arriba sin más.

La incapacidad para arrancar cambios significativos en las políticas dominantes se explica fundamentalmente por la debilidad de la respuesta social frente a la crisis. El desfase entre el malestar social y el descrédito del actual modelo económico y su traducción en movilización colectiva es claro. Las respuestas a la crisis, sobretodo en los centros de trabajo, son limitadas, eminentemente defensivas, de poco alcance, y la mayoría, con algunas excepciones, han terminado en derrotas. Esta dinámica es favorecida, además, por la política de concertación de los grandes sindicatos.
 
Ante un contexto de crisis, las reacciones de los sectores populares pueden estar dominadas por el desánimo, el miedo y el egoísmo, o por la rabia ante la injusticia, la movilización colectiva y la solidaridad. Pueden orientarse hacia opciones progresistas y de izquierda o girarse hacia alternativas populistas y reaccionarias. A pesar de la tibieza de la respuesta colectiva ante la crisis no hay que sacar de ello conclusiones pesimistas o prematuras. Conviene recordar, por ejemplo, que después del crack de 1929 el movimiento obrero norteamericano tardó cuatro años en responder, pasar a la ofensiva y sacudir el panorama político y social del país. Estamos, pues, todavía en una primera etapa.

Las promesas de moralización del capitalismo entonadas desde hace meses y las proclamas recientes que lo peor ya pasó tienen en común el intento de negar el carácter sistémico de la crisis y de evitar que la misma abone el cuestionamiento del propio sistema económico. Nicolás Sarkozy lo señalaba bien claro hace un año en su discurso de Toulon, justo después de la debacle de Wall Street: “La crisis financiera no es la crisis del capitalismo, es la crisis de un sistema alejado de los valores fundamentales del capitalismo a los que, en cierto modo, ha traicionado. Quiero decírselo claro a los franceses: el anticapitalismo no ofrece ninguna solución a la crisis actual”. ¿Seguro?

En realidad, la crisis económica, transformada en grave crisis social, en conjunción con la crisis ecológica, energética y alimentaria plantea con más fuerza que nunca la necesidad de una ruptura con el actual orden de cosas. Sin duda, el anticapitalismo aparece hoy como un doble imperativo, moral y estratégico, insoslayable. Desde las calles de Pittsburgh lo vamos a recordar estos días.   

*Josep Maria Antentas es profesor de sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona y Esther Vivas es miembro del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales (CEMS)-Universidad Pompeu Fabra.  Artículo aparecido en Público, 23/09/09.


Noticias del Mundo - Yahoo Noticias
  • China: Explosión deja 65 muertos y cien heridos
    BEIJING, China (AP) — Una explosión en un taller en una ciudad del este de China que suministra autopartes a General Motors dejó el sábado al menos 65 personas muertas, dijeron medios estatales.
  • En Gaza, la tregua fue apenas un breve respiro en un conflicto interminable
    CIUDAD DE GAZA.- El puerto de Gaza recuperaba ayer la vida: después de semanas de asedio, en las que los botes de pesca eran hundidos y los barcos israelíes bombardeaban la playa, el inicio de un cese del fuego de tres días, a las 8 (hora local), fue como la campanada que sacó a hombres, mujeres y chicos de sus escondites para ir a jugar y salir a lanzar las redes para conseguir alimento. Hasta las 7. ...
  • Bolivia: Evo, el presidente que busca batir todos los récords

    Bolivia: Evo, el presidente que busca batir todos los récordsEl primer presidente indígena de América latina, a quien sus opositores no le daban más de seis meses en el cargo, está a un paso de convertirse en el mandatario que más tiempo gobernó Bolivia, con un grado de estabilidad política y continuidad sin precedente en el país. Y por eso, Evo Morales se ríe. Le parece gracioso que sus rivales políticos crean que pueden arrebatarle el poder en las elecciones presidenciales y legislativas de octubre próximo. "Me causa risa cuando dicen «Vamos a derrotar al MAS [Movimiento al Socialismo, su partido]»", expresó en junio. ...


  • "Lo único que nos queda es la esperanza de un cambio"

    CIUDAD DE GAZA.- No quiere llamar la atención. Tan sólo quiere que le hagan una foto a su nieta Assal, de dos meses, a quien sostiene entre sus brazos. "Tal como dice su nombre -que significa miel, en árabe- es el dulce de nuestra vida", cuenta. Sacar el ojo del visor de la cámara basta para entender a qué se refiere con su vida, o más bien, lo que queda de ella. Jamis al-Yamal tiene 48 años, cuatro hijas mujeres, un varón, y de la silla de ruedas sobresalen los dos muñones de sus piernas amputadas. ...


  • "No puedo odiar a los palestinos, ¿por qué lo haría?"

    ASHKELON.- Natan Galkowicz llega a la cita después de repartir gratuitamente 300 raciones de comida a soldados israelíes que combaten en la Franja de Gaza. "Vamos a un lugar seguro", dice, a modo de presentación. En la ciudad israelí de Ashkelon se siente en estos días el miedo por los cohetes lanzados por milicianos desde el enclave palestino, que hacen que las sirenas de alarma suenen a menudo. En la casa de la familia Galkowicz, en el kibutz de Bror Hayil, a sólo siete kilómetros de la Franja, los cohetes de Hamas son "desde hace 13 años" parte de la vida cotidiana de sus 500 habitantes. ...


  • El fracaso de la tregua desactiva el diálogo entre Israel y Hamas

    El fracaso de la tregua desactiva el diálogo entre Israel y HamasJERUSALÉN.- La tregua humanitaria de tres días entre Israel y Hamas apenas duró 90 minutos y alejó cualquier posibilidad de diálogo para encontrar una salida a la crisis. El alto el fuego que habían anunciado anteanoche la ONU y Estados Unidos se transformó en poco tiempo en un baño de sangre en Gaza, con más de 90 palestinos y dos militares israelíes muertos, tras el secuestro de un soldado israelí por parte del grupo islamista. ...


  • La ONU solicita 369 millones de dólares para atender la crisis humanitaria en Gaza
    La Oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA), junto con el ministerio de Asuntos Sociales de Palestina, ha presentado este viernes un llamamiento humanitario para conseguir 369 millones de dólares, qye se destinarán a asistir a la población de Gaza, donde viven 1,8 millones de habitantes.
  • Ébola supera intentos de controlarlo

    Un empleado de la empresa Monrovia City Corporation mezcla desinfectante para rociar en las calles con el objetivo de evitar la propagación del ébola, en Monrovia, Liberia, el viernes 1 de agosto de 2014. (Foto AP/Abbas Dulleh)CONAKRY, Guinea (AP) — Un brote de ébola que ha dejado más de 700 muertos en el occidente de África está avanzando más rápido que los esfuerzos por controlarlo, alertó la Organización Mundial de la Salud mientras los presidentes de los países afectados se reunieron el viernes en la capital de Guinea.


  • Hamas: Soldado israelí quizá murió en ataque

    El teniente del ejército israelí Hadar Goldin, de 23 años, al parecer fue capturado por combatientes de Hamas que salieron de un tunel en la franja de Gaza, dijeron las fuerzas militares israelíes el viernes 1 de agosto de 2014. Hamas dice desconocer que el soldado israelí fue capturado por miembros de esa organización islámica. (AP Foto/ YNet News)GAZA, Franja de Gaza (AP) — El mando militar de Hamas se distanció el sábado de la desaparición de un soldado que Israel sospecha fue capturado por combatientes de esa organización islámica en Gaza.


  • Explosión en fábrica del este de China deja al menos 65 muertos: TV estatal
    PEKÍN (Reuters) - Una explosión en una fábrica en la provincia industrial de Jiangsu, en el este de China, dejó al menos 65 personas muertas y a más de otras 100 heridas, dijeron el sábado medios estatales chinos citando a fuentes del Gobierno. La agencia estatal de noticias Xinhua dijo que la explosión ocurrió cerca de las 7.30 a.m. del sábado en la ciudad de Kunshan, en Jiangsu, después de un incidente en un taller que pulía ejes de ruedas. ...
euronews
Noticias de España - Yahoo Noticias
RT - Noticias internacionales


COLUMNISTAS
ESPACIOS DE OPINIÓN
MÁS OPINÓN
Jorge Majfud
Pascual Serrano
Antonio Hermosa
Amy Goodman
Fabiola Leyton
Silvia Ribeiro
José Saramago
Eduardo Galeano
Cristian Frers
Jorge Zavaleta
Franco Gamboa
Luis Buero
Leonora Esquivel
Teodoro Rentería
Herbert Mujica
Ricardo Luis Mascheroni
Esther Vivas
Miguel Ángel Sánchez de Armas
OTROS AUTORES

Agencia Púlsar
DD.HH | GÉNERO | LATINOAMÉRICA | MOVIMIENTOS SOCIALES
RIA Novosti
RIA Novosti
elmercuriodigital.es


  El Mercurio Digital, Spain MercurioPress Desde 2002 en Internet
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Powered by elmercuriodigital.es. Released under the GNU/GPL license.
El tiempo es 0.20303702354431